"Si crees que eres el mejor, ya no puedes mejorar. Si quieres ser el mejor, siempre debes hacerlo."

Valentino Rossi

viernes, 21 de febrero de 2014

Nueva Inglaterra








El talento vuelve a florecer en el fútbol inglés de la mano de una serie de jóvenes que comienzan a sonar cada vez con más fuerza en la Premier League. Son el futuro inmediato de una nueva Inglaterra.













La dinámica y vistosa escuadra formada por Mauricio Pochettino, cuenta con uno de los equipos más compensados y con más quilates en plantilla de la Premier League.


Adam Lallana >>> St. Albans, Inglaterra, 25 años / mediapunta (1,72 m.)

Uno de los mayores talentos del fútbol inglés de los últimos años. Maneja igual de bien las dos piernas, buen regate, gran visión de juego y disparo certero. En mi opinión debería ser titular indiscutible con la selección inglesa en el mundial de Brasil. Por su estilo y categoría lo comparo con Mesut Özil.






Jay Rodríguez >>> Burnley, Inglaterra, 24 años / delantero (1,85 m.)


Interesantísimo delantero, veloz, versátil, buena asociación en el juego y cada vez con más gol. Gran candidato a ser protagonista en la delantera de Inglaterra














Luke Shaw >>> Kingston Upon Thames, Inglaterra, 18 años / lateral izquierdo (1,85 m.)

Jugadorazo, al que ya comparan con Gareth Bale, quien como Shaw pertenece también a la prolífica cantera del Southampton. Locomotora que sube la banda constantemente llegando a línea de fondo y con gran centro. El Manchester United se muere por tenerle y ya ha mostrado oficialmente su interés.










James Ward-Prowse >>> Porstmouth, Inglaterra, 19 años/ mediocentro (1,73 m.)

De la cantera del Southampton, mediocentro distribuidor, ligero, hábil, juega rápido el balón, muy bien fijado en su posición y con buena llegada al área. Comparable con Verrati, el reloj del PSG.









Ross Barkley>>>Liverpool, Inglaterra, 20 años / mediocentro (1,88 m.)

Poderosísimo mediocampista, con mucha fuerza y gran llegada al área contraria. Buenísimas maneras con el balón. Mucho más sutil y técnico que Lampard o Gerrard, y con una potencia muy similar. Llamado a ser uno de los grandes valores de la selección inglesa.














Craig Noone >>> kirkby, Inglaterra, 26 años / interior derecho (1,77 m.)

Jugador hecho a sí mismo, jugó en los infantiles del Liverpool y ha tenido un largo y duro camino en equipos de divisiones inferiores, hasta que consiguiera debutar esta temporada en la Premier tras el ascenso con el Cardiff. Zurdo rápido y habilidoso, conocidas son ya sus letales diagonales partiendo del costado derecho del ataque.

Seguramente le veremos la próxima temporada en un equipo medio-alto de la Premier.

Este jugador que hoy disfruta jugando con la élite del fútbol, trabajó hace pocos años como carpintero y fue el encargado de hacerle un nuevo tejado a la casa de Steven Gerrard.


Adnan Januzaj>>>Bruselas, Bélgica, 19 años / extremo (1,80 m.)

Zurdo, superclase. Fichado por el United de los juveniles del Anderletch en 2011. Jugador con 6 nacionalidades, de padres albano-kosovares (Kosovo no está reconocido por la FIFA), abuelos de Serbia y Turquía, junto con la nacionalidad inglesa. Rechazó recientemente jugar para las categorías inferiores de Bélgica y parece que Inglaterra será finalmente su elección, aunque debido a diferentes trabas legales, Januzaj no podrá jugar con Inglaterra hasta pasados unos años. De concretarse positivamente el proceso, los Pross disfrutarán de un futbolista extraordinario.











Ravel Morrison >>>  Manchester, Inglaterra, 21 años / delantero (1,75 m.)
Quizá, junto con Owen y Rooney, el jugador más espectacular de Inglaterra de las últimas décadas. De planta atlética, con velocidad y potencia, gran zancada, regate en corto y en carrera y buen disparo. Cedido actualmente en el Queens Park Rangers, a quien intentará ayudar a conseguir el ascenso a la Premier. Se espera que Roy Hodgson le convoque para el mundial de Brasil.


Comenzó su carrera en el Manchester United, donde Ferguson dijo: “brillante futbolista, brillante habilidad, superclase, jugador top; necesita salir de Manchester y empezar una nueva vida”.
















jueves, 5 de diciembre de 2013



The Premier League is this season more thrilling than ever if we compare it to the last few years. All the teams seem to be strong, with self-confidence on what they want, and knowing which the best way to get it is. No one yet seems to be the chosen one to attain the title; all the giants are in a crazy, fun and very close race to obtain the crown. If a poll was done today, the name that appeared the most would be Arsenal; of course it´s the current leader with 4 and 6 points clear over his next pursuers Chelsea and City respectively. Wenger´s team has still that brilliant trademark in its game, but that is not now the first goal; they manage better the matches, playing the ball or the spaces according to the framework on the field, so they are improving on how to compete.

But at the moment, all are assumptions, like for example Chelsea, City, United will be in the struggle until the end. Let´s go by parts: blues and reds are not in their best moment; but perhaps there aren´t at the standings old wise foxes more than them. Chelsea looks like a vintage team, that one that with the same captain and coach stormed into European royalty as a military and relentless team. But today is different … Mourinho´s stalwarts Cech, Terry, Cole, Lampard have many more years on the back; and the team performance is subjected by the inspiration of the two talented youngsters Hazard and Oscar. The other one Mata is being ruled out from the team so far; blue followers call him in the starting XI, but the Portuguese commander bets for a spear game, and the Spaniard’s slow technic is out of the strategy.

Manchester United is in a threshold of transition since Ferguson´s farewell after 27 years in Old Trafford bench. Will be able David Moyes , “the Ferguson of Everton” ,  to get through that threshold on a good way ?.

Their neighbors citizens have everything to get success this season, a fabulous team, player by player in every position, and a key hitch in the attack with the brave Negredo; the Spaniard releases to Agüero strategy gaps with his great game on his back; he is the bow and Agüero the arrow.

What about Liverpool? They are now at the top spots, but pretty sure that they won´t take part for the title. Good back door, stellar attack … but why they never manage well the midfield? , Gerrard´s heydays already gone, Lucas Leiva … please isn´t there in the market better players than him? , and Jordan Henderson, who we can wait a lifetime to see his explosion as a young promising. It´s simple, no midfield renewal, no big aims in Anfield.

We don´t know certainly anything about the final outcomes, but for sure this year, football passionate will enjoy like a child with the Premiership.

miércoles, 20 de febrero de 2013

Anfield´s flame


It is possible that the only valued thing in our lives is what is going on at the present. If it’s kind, the past will stay swept and tidy and dreams still to come will be reflect at the look. If not, it will be inevitable to not look back and try to find good memories of the past that help us to find relief from our dreary present. This is the constant pursuit of our essence.

In that incessant pursuit is Liverpool again; a team we could call mystic, with a special sparkle earned in its glorious time of the 70´s and 80´s when they won 4 European Cups. A mysticism derived from, to a large extent, the `eternal´ stints of ostracism that this club has suffered among its best accomplishments.
Then, spans of sixteen (1906-1922), twenty four (1923-1947), and seventeen years (1947-1964), were periods where Liverpool fans couldn’t call its team the English champions. Now, they are being jolted with another drought, because since 1990 they haven’t obtained the country’s crown.

Is in these moments when the red supporter looks back to feel the magic of a legendary team, and he encounters his last European conquest in a very recent past (Champions League 2005).
The League Cup 2012 is the only title for reds in the last six years. Now, Liverpool is off European spots at the premier league standings.
In similar nostalgic times, there were players like McManaman, Fowler (for whom I have a special devotion) or Michael Owen, who kept Liverpool’s fans, hopes alive.

Today it is the Uruguayan Luis Suarez who has that responsibility, a super player who has scored almost the 40% of Liverpool´s goals this season. His coach Brendan Rodgers has renamed him as “the Messi of Liverpool”.
The farthest and most recent history tells us that reds will shine again at its best; meanwhile, in these drab days, Luis Suarez keeps Liverpool’s essence alive, keeps Anfield´s flame alive.

lunes, 28 de enero de 2013

La llama de Anfield



Puede que lo único que tenga valor palpable en nuestras vidas sea lo que esté aconteciendo en el mismo presente. Si éste es benévolo, el pasado quedará bien barrido y ordenado, y en la mirada se reflejarán las ilusiones que aún están por venir. De lo contrario, será inevitable echar la vista atrás buscando las buenas sensaciones del pasado que nos ayuden a aliviar nuestro presente y seguir hacia delante. Es la continúa búsqueda de nuestra esencia.

Y en esa continua búsqueda se vuelve a encontrar el Liverpool; un equipo podríamos decir que místico, poseedor de una aureola especial adquirida en su época gloriosa en los 70 y 80, cuando conquistó 4 copas de Europa. Un misticismo que se encierra en gran parte, en los eternos periodos en el ostracismo que este club ha vivido entre sus grandes éxitos.
Así, espacios de 16 (1906-1922), 24 (1923-1947), y otros 17 años (1947-1964) ha sufrido la afición del Liverpool sin ver a su equipo coronarse rey de Inglaterra. Actualmente son asolados de nuevo por otra enorme sequía, ya que desde 1990 no son campeones de liga.

Es en estos momentos en los que el supporter red mira hacia atrás para sentir la magia de un equipo legendario, y donde encuentra en un pasado muy cercano (Champions League 2005) su última conquista de Europa.
En similares periodos de nostalgia, hubo jugadores como McManaman, Fowler (por quien tengo especial devoción) o Michael Owen, que mantuvieron vivas las ilusiones del hincha del Liverpool.

Hoy es el uruguayo Luis Suárez quien tiene esa responsabilidad, un súper jugador al que su entrenador Brendan Rodgers ha bautizado como “el Messi del Liverpool”.
La historia más antigua y reciente dice que los reds volverán a brillar en su máximo esplendor; mientras tanto, en estos días grises, Luis Suárez mantiene viva la esencia del Liverpool, mantiene viva la llama de Anfield.

miércoles, 7 de noviembre de 2012

Gladiator crown



Finally. The inexhaustible Ferrer got the prize he deserved, the prize he was looking for through many battles. Now he can say, “I am a master’s 1000 winner.” Yes, that´s it, he is the Paris Bercy´s champion, and surprisingly the first Spaniard to accomplish this goal, especially if we consider Rafa Nadal.

By coincidence, Ferrer and Janowicz, two players at completely opposite points in their sporting careers, faced each other to win their first master. On one side, the gladiator Ferrer, “Ferru”, the nickname as his friends know him. Thirty years old, millions of kilometers in his legs, 16 titles on his back. A match, a dream ahead...

On the other side, Cinderella Janowicz from Poland, 22 years old, no titles, unknown in the circuit one week ago; the upsetter of top players like Cilic, Tipsarevic and an Olympic and US Open champion Andy Murray. A match, a dream ahead…

But this time, logic prevailed. Ferrer could control the Polish bomber, not without close calls, because the Polish had a break ball in the eighth game of first set. In the second set, Cinderella´s magical light of the week faded away, and the Spaniard closed the match and finally caught his desired title. Already in front of press, he said relieved: “I thought I would never attain it.”

David Ferrer, who is for sure another victim from the fiercest and most relentless domination time ever in tennis with the four racquet sorcerers (Federer- Nadal-Murray-Djokovic), can be already called a master.

The gladiator will get back to business this week at the Master Cup, ending the season struggling for another Davis Cup for his country against the Czech Republic. After that, whatever happens, he will enjoy his holidays savoring his best professional year with 7 titles,(who knows whether he will attain more)  being most likely the victories and titles record holder of the circuit this season; and determined to say in January at Australian Open: “I thought I would never attain it”.

jueves, 11 de octubre de 2012

Animales exóticos




El fútbol como la vida, discurre normalmente sobre caminos y pautas preconcebidos. Es decir, lo mismo que ahora toca madrugar porque trabajo, toca también que si soy central y me están presionando, mande la bola lo más lejos posible para ahuyentar el peligro. Al café le echo azúcar, los días lluviosos me quedo en casa, o el delantero y portero son juzgados por sus goles y paradas respectivamente.

Entre la cotidianidad de nuestro día a día, pocas, muy pocas veces se cuela una grata sorpresa, que por llamarla sorpresa, no esperábamos encontrarnos…

En el fútbol de hoy en día, muy estandarizado en todas sus parcelas como cualquiera de nuestras rutinas, el negro mazacote se encarga de cortar balones, el central alto de subir a rematar un córner, y el delantero juega de espaldas o es la punta de lanza de los contragolpes, dependiendo de su envergadura. Pero entre `tanto rollo´, aparecen jugadores que me recuerdan por qué este juego no me gusta, sino que me enamora.

Futbolistas de nuestra liga como Ozil, Arda Turan o Ander Herrera, saben salir de cualquier atasco y no precisamente a gritos o bocinazos, sino a través del camino más imprevisible, sutil y bonito. El alemán hace patinaje sobre hielo, el turco sestea y acelera la pelota a su antojo a paso Moon Walker, y el español desajusta defensas al primer toque como si de un salto de liebre se tratara.

Así, entre vacas, toros y ovejas, se cuelan estos animales exóticos por la estepa castellana dibujando colores y caminos  que sorprenden y gratifican a los grandes amantes de fútbol.

miércoles, 5 de septiembre de 2012

Sueños y Leyendas



Fueron unos días especialmente contento… Roger Federer acababa de ganar su séptimo Wimbledon, y se colocaba de nuevo como número 1 del mundo, superando el récord de semanas en la cima que poseía Pete Sampras.

Como fan del suizo que soy me alegré mucho de su gran triunfo tras dos años sin verle levantar un major; era una alegría extrañamente placentera, como si de algo íntimo se tratara; tanto es así que me costaba reconocerme a mí mismo que aquella sensación proviniera de tal motivo…

"Hay gente que piensa que el fútbol es una cuestión de vida o muerte, no me gusta esa postura, es mucho más que eso". Esta frase de Bill Shankly, entrenador leyenda del Liverpool, refleja la influencia emocional que el fútbol u otro deporte puede llegar a tener en la vida de las personas que lo amen.

Y un amante como Guardiola, en su presentación como entrenador del Barcelona ...“No puedo ganar sin transmitir el estilo que siento, sé que es el camino que me llevará a la victoria” ...

Pelotazos afilados, defensas imposibles, ángulos inalcanzables y  sublimes dejadas…todo aquello que aconteció en la hierba de Londres del lado del campeón sobrevolaba mi cabeza esos días; los trazos que marcaba Federer con su raqueta los sentía como un espejo de mis propias metas; así mientras él agrandaba aún más su leyenda, yo sentía una energía especial que me impulsaba a escribir la mía propia.

9:63, Alemania 2006, Londres y el séptimo Wimbledon… grandes campeones como Bolt, Zidane, Phelps  o el propio Federer nos demuestran que siempre es posible regresar a nuestra esencia,  y lo hacen a través de caminos maravillosos que se convierten en referencia de nuestras grandes ilusiones. Federer, tras ganar su último Wimbledon dijo: “nunca dejé de creer en mi tenis”. El extraordinario Falcao, tras su estelar Supercopa aseguró “haber soñado con ese momento”.

Puede que algún día millones de personas se enamoren de mi forma de entender y apreciar el deporte; yo nunca dejaré de creer en mi estilo, el que estoy convencido que me llevará a la victoria.